(Buenos Aires - Córdoba - Köln 2005)

 

 

Retiro

 

I.

 

en Retiro

respiro otoño real

putos pungas me desplumaron

 

me queda

mi último corazón

recamado

en mi último monedero

 

en Boedo

el sur es seco hoy

las zanjas ya no llevan agua

de las lluvias de ayer

y del aire acondicionado

goteando a mil

 

me voy

y mientras me gusta lo amargo

me busca lo amargo

con dulzura

 

 

lo bailado

 

mis pies concupiscentes van cansados

pero voy grande, alta

calles

Independencias

soleadas

acá y allá

y más allá también.

(vacilo por el suelo desparejo

de las veredas)

algo sí me recuerdan:

 

dormí bajo tus alas

mi pelo se mojó de tu sudor:

¡realidad! ¡o realidad!

¡humedecé mi corazón!

(me ácerqué a vós y se quemó la rópa

tu água cálientíta mé quemó la bóca

llenás mis huécos huécos cón sabóres vérdes

a máte, húmo, ¡désparéja réalidád querída!)

 

y con la lapicera que escribió

estas palabras

acabo de salvar una abeja

de su muerte segura

en mi gaseosa

 

 

II.

 

y en Retiro

no voy por la vereda

piso el suelo movido - trenes, subtes, micros

palabras van y vienen

haciendo allí combinación.

 

 

 

sin número

 

busco tus huellas a mi cuerpo

y al cielo tremendamente azul

manchado de gotas de sol nacido rojo

y gotas negras de tanto bicho muerto

al vuelo

al despejarse mi mente a eso de las siete

camino por la pampa a Buenos Aires

 

busca tus huellas mi cuerpo

ligeramente inclinado

en la semi-cama de la Chevallier

y quieto quieto

en apenas movimientos

las encuentra.

están allá.

 

 

 

III.

 

bajo un cielo de Solaris

que promete un mundo de recuerdos

voy tomando

fecas por el trocén

donde gente cruel les niega moneditas

a mendigas

rotundamente

mientras uno

busca lleno de esperanza

en la radio

 

 

IV.

 

en Retiro

reinó realidad viajera

no como en cualquier aeropuerto

donde se hablará inglés

y no te roban

 

no como en algún avión

sin nombre

donde respiré aire

condicionado

incondicionado

libertad demás

 

donde busco huecos al cielo de Solaris

acceso

a la tierra

y al mar (espejo de mi corazón)

que desde acá se ve lisito y bien

 

 

 

V.

 

busca huecos mi mente mema

a la materialidad

 

y los encuentra

¿no ves?

 

acá estamos.

 

 

 

 

                                 volver