amu lu viaje,

lu silenciu

d’as maquinarias,

d’ojas verdes que pasean

sin tocarme

más que la retina

o lu animu,

de prados amarillos

que me tiñen

de sol

soleau.

 

 

amu lu viaje,

lu ser

desmundada

olvidadu el rumbo

d’os rieles

a ratos

viendu vacas amurosas

rumiando su destinu

sin par

a par del miu

metalicamente

silenciosamente

emparejado